miércoles, 31 de diciembre de 2014

martes, 30 de diciembre de 2014

El Rosario está tan vinculado
a la fe en la encarnación
que puede decirse que surge por ella.

Franz M. William

lunes, 29 de diciembre de 2014

El rosario responde a la necesidad
que tiene el hombre
de reponerse en un santo descanso,
donde le llegue el hábito divino,
donde le vayan al encuentro
las grandes figuras de la fe.

Romano Guardini

domingo, 28 de diciembre de 2014



"Reza como si todo dependiera de Dios. Trabaja como si todo dependiera de ti".

San Agustín

sábado, 27 de diciembre de 2014


"Los santos, guiados por la luz de Dios, son los auténticos reformadores de la vida de la Iglesia y de la sociedad".

 Benedicto XVI

viernes, 26 de diciembre de 2014


En Navidad Jesús llama a la puerta de cada cristiano.. "Si tú sientes esas ganas de mejorar, es Él quien llama, no hay que dejarlo pasar".

  El papa Francisco

jueves, 25 de diciembre de 2014



"Donde vemos una actitud de perdón sincera, podemos pensar que en ese gesto hay algo de Dios"

Mons. José María Arancedo

miércoles, 24 de diciembre de 2014



"Es propio de la fe hacernos humildes en los sucesos felices e impasibles en los reveses". 

Santa Clara

martes, 23 de diciembre de 2014


El amor al prójimo es la medida de nuestro amor de Dios. 

Santa Edith Stein


lunes, 22 de diciembre de 2014

Bendición de la mesa de Navidad

(se puede encender una vela)
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.
Señor, reunidos en esta mesa
queremos agradecerte esta nueva Navidad.
Dios la hizo posible un día,
viniendo, a través de María,
y encarnándose en ella.
Nos dio lo mejor de Él: a Jesús, el Amor.
Te pedimos que, también hoy,
venga Jesús a nuestras vidas
y se encarne en cada uno de nosotros.
Que con su presencia bendiga a esta familia,
que celebra su nacimiento
y quiere acogerlo con la mirada puesta
en su Corazón.
Señor Jesús, bendice nuestro humilde trabajo
que busca construir tu Reino.
Bendice nuestro mundo y te pedimos por todos:
por los que aún siguen con nosotros
y por los que un día tú llamaste junto a ti.
Ven a cuantos más te necesitan
como tú sabes hacerlo.
Quédate con nosotros
para que te sintamos muy cercano en el día a día y danos tu Espíritu para descubrirte a nuestro lado, en todo lo que nos toca vivir. Llénanos de tu Paz y de tu Vida.
Y ahora bendice esta comida que vamos a compartir.
Y a todos haznos participar, un día, de tu banquete junto a ti.
Gracias Señor, por esta nueva Navidad.
Amén


La mayor muestra de agradecimiento a Dios es amar apasionadamente nuestra condición de hijos suyos. ´

San Josemaría Escrivá de Balaguer

Bastan 100 euros para escolarizar a una niña en Tailandia y salvarla de la prostitución

La ONG Somos Uno trabaja desde hace 12 años para dar una educación a estas niñas y ofrecerles un futuro mejor
Por Rocío Lancho García
ROMA, 20 de diciembre de 2014 (Zenit.org) - De acuerdo con el Informe de Población de la Mahidol University hay más de 50.000 niñas menores de 15 años y 100.000 menores de 18 años sometidas a la prostitución infantil, vendidas a los prostíbulos de Bangkok y Pattaya donde son maltratadas e incluso mutiladas para que no puedan escaparse. Y contra este drama en Tailandia lucha la ONG ‘Somos Uno’
Hace 12 años el escritor español y premio Planeta, José Luis Olaizola, recibió una carta de una profesora de español de la universidad de Bangkok en la que le pedía los derechos de autor de una novela suya, Cucho, pero ella le explicó que no le podría pagar. Esta mujer se llama Rasami Krisanamis. Olaizola le cedió los derechos y gracias a ello se pudo construir una escuela. Y así comenzó a estar en contacto con esta profesora: ella fue a España, le invitó a ir a Tailandia a dar una conferencia y allí conoció a la “verdadera estrella” de este asunto, el padre jesuita Alfonso, que lleva 40 años en Tailandia luchando contra todos los dramas que allí padecen. Cuando José Luis le conoció estaba luchado en concreto contra la prostitución infantil. Olaizola le ha contado a ZENIT como esto le dejó sobrecogido y ha explicado cuál es la labor que desempeñan en Somos Uno.
Al poco de conocer al padre Alfonso, Olaizola vio en él su alegría porque una azafata le había dado 100 euros. Y le preguntó al jesuita, ¿cómo te alegran tanto 100 euros con el drama y la necesidad que hay aquí? El Padre Alfonso le contestó: “José Luis, por lo menos UNA”.
De este modo, Olaizola regresó a España, dio alguna conferencia sobre el tema, escribió algún artículo y comenzó a ver una respuesta generosa de la gente. Empezó a entrar mucho dinero y “no me quedó más remedio que constituir algo”. Y así nace esta ONG, “artesanal y familiar”, porque está formada por él y su familia -mujer e hijos-. Y de este modo “llevamos 12 años luchando”.
Cuando José Luis conoció al padre Alfonso tenía escolarizadas 150 niñas y ahora ya tienen 2000, de las cuales 200 están en la universidad. “Que una niña de los arrozales de Camboya, lo más ínfimo de la sociedad tailandesa, ‘carne de prostíbulo’; entre en la Universidad es, poco a poco, ir cambiando el mundo”, afirma el escritor.  
Explicando algunos detalles más concretos sobre la labor que desempeñan, el escritor español indica que “como dice el padre Alfonso, donde tenemos que volcarnos es en detectar niñas en grave riesgo de caer en la prostitución”. Y ¿cómo? Pues las hijas de prostitutas, hijas de madres que han muerto de SIDA, que dependen de una abuela anciana que las puede vender a la mínima, o de una tía mayor… Así es como se pueden encontrar allí a niñas de 13 años que están ya en la llamada “industria del sexo”. Por tanto, la verdadera lucha está con las que están en grave peligro de caer en la prostitución.
Y bastan 100 euros para poder escolarizar a una niña. Olaizola explica que las escolarizan normalmente en el lugar más cercano a su residencia para no desarraigarlas. Y ese dinero sirve para libros, uniformes y la media pensión en muchos casos.
Además, el escritor destaca el “seguimiento que el padre Alfonso y su equipo hacen a las 2000 niñas, las tienen perfectamente localizadas, se preocupan de sus problemas personales”. No son niñas ‘innominadas’, tienen su nombre, sus circunstancias y se les ayuda como se puede.
Al preguntarle a Olaizola qué hizo que se implicara en esta labor, cuenta que en su primer viaje a Tailandia, Olaizola conoció una niña que tenía catorce años. Se llamaba Ama. Decidió prender el burdel en el que vivía retenida y cuando la policía le detuvo y le preguntó por qué lo había hecho, les contestó: “Sería feliz de morir abrasada si conmigo moría también el dueño del burdel”. Y así entendió el drama de estas niñas, que muchas acaban con SIDA, con una muy bajo concepto de sí mismas. La indefensión en la que están estas niñas, le llegó al corazón. Cuando empezó todo, y vio la generosa respuesta de la gente entendió que Dios le estaba pidiendo que hiciera algo, “que no podía quedarse de brazos cruzados”. Y “me he ido implicando cada vez más al darme cuenta que hay unas posibilidades de ayudar que no tienen otras personas”, asegura el escritor.
Un rasgo característico de esta labor, es la interreligiosidad. Tal y como explica el escritor,  Rasami Krisanamis es budista, tailandesa de origen chino que pertenece al movimiento budista Santi Asoke. Es una colaboradora fidelísima del padre Alfonso. De este modo, un jesuita, una budista y un padre de familia, están ayudando a las niñas de Tailandia. A veces José Luis le dice al padre Alfonso que no entiende cómo puede conseguir mandarle tanto dinero, a lo que el jesuita contesta: “son los ángeles de la guarda de las niñas”.
El sábado 20 de diciembre, gala en Madrid con la bailaora Pilar Domínguez y su Escuela de danza -con fila CERO- cuyos fondos se dedicarán íntegramente a la lucha contra la prostitución en Tailandia. Cualquier ayuda es bienvenida en la c/c 2038 2495 31 6000192025.
Para conocer más sobre la ONG

domingo, 21 de diciembre de 2014

sábado, 20 de diciembre de 2014


El camino de la paz no es el de la tranquilidad y seguridad. Para la paz se necesita coraje. 

Dietrich Bonhoeffer

viernes, 19 de diciembre de 2014



Cada uno de nosotros vive con pequeñas o grandes idolatrías, pero el camino que nos lleva a Dios pasa por un amor que es exclusivo a Él, como Jesús nos lo enseñó. 

El papa Francisco

jueves, 18 de diciembre de 2014



«Estos rayos son el símbolo de las gracias que María consigue para los hombres»

Aparición de María a santa Catalina Labouré

miércoles, 17 de diciembre de 2014



El tirano muere y su reino termina. El mártir muere y su reino comienza. 

Soren Kierkegaard 

LA MISA Y LOS NIÑOS..




Hace días que estoy dando vueltas en mi cabeza. Mi hijo me dio la clave, el punto de partida. Me dijo: "mamá! ¡en misa me aburro! ¿por qué vamos a misa? ¡ yo no quiero ir!"
Y me recordé a mi misma diciéndole algo parecido a mi madre. Me volví a ver sentada en un banco contando las baldosas blancas y negras del suelo de la iglesia, sin entender ni importarme nada de lo que estaba sucediendo en el altar.
Mi madre no se escandalizó cuando le dije que había decidido no ir porque, para aburrirme, mejor me quedaba en casa. Me habló con mucho cariño y me regaló un misal para niños animándome a seguir la misa con él. Le hice caso y supere mi dificultad.
Pero ¿ qué hacer cuando nuestros hijos tienen dificultades con la lectura?
Necesitamos aprender a leer conociendo las primeras letras. Si cuando apenas distinguimos las vocales nos dan "El Quijote" como libro de cabecera, con toda seguridad no volveremos a coger un libro en la vida. El problema no está en "El Quijote" si no en nuestras dificultades para entenderlo si no nos dan las herramientas para hacerlo.
Lo mismo sucede, salvando las distancias, con la misa. Es un misterio tan grande que debemos ir aprendiendo poco a poco, pasito a pasito, haciéndonos niños con nuestros hijos.
Mi hijo esperaba una respuesta y se la di: "nos aburrimos cuando no entendemos nada”.
Vamos a pensar cada domingo en tres cosas que nos puedan ayudar a comprender mejor. Porque cuando dejas de contar baldosas, el Señor te engancha y ya no se trata de "tener que ir" si no de "desear ir". Tú hazme caso"
Y esta es nuestra propuesta para este año de catequesis para la familiar. Avanzar juntos, domingo a domingo, intentando detenernos en cada detalle, palabra, gesto… que nos ayude a enamorarnos de este sacramento. Porque, que nos aburramos no significa que no queramos a Jesús, significa que necesitamos aprender.

Eva CARRERAS



martes, 16 de diciembre de 2014



Cuando nos dirijamos a alguien, recordemos que Cristo vive en esa persona. 

Beata Madre Teresa de Calcuta

lunes, 15 de diciembre de 2014


No es por la grandeza y multiplicidad de nuestras obras por lo que agradamos a Dios, sino por el amor con que las hacemos". 

San Francisco de Sales

domingo, 14 de diciembre de 2014



"Si en medio de las adversidades persevera el corazón con serenidad, con gozo y con paz, esto es amor.” 

Santa Teresa de Jesús.

sábado, 13 de diciembre de 2014



"Jesús nos habla de rey, de reino, refiriéndose no al dominio sino a la verdad" 

Benedicto XVI

viernes, 12 de diciembre de 2014



La misericordia de Dios puede hacer florecer hasta la tierra más árida. 


El papa Francisco

jueves, 11 de diciembre de 2014


"En tu casa, en la calle, en el trabajo,  en la Iglesia, en ese momento, en el estado de vida que tienes está abierto el camino a la santidad".

El papa Francisco

miércoles, 10 de diciembre de 2014


La injuria deshonra a quien la infiere no a quien la recibe. 

Diogenes

martes, 9 de diciembre de 2014



Perdona, que perdonando tendrás en paz tu alma y la tendrá el que te ofendió. 

Beata Teresa de Calcuta

lunes, 8 de diciembre de 2014

Cuando pensamos que la tierra se nos hunde, no olvidemos que nuestro Salvador es Dios mismo hecho hombre, el cual se nos acerca por la fe.

 Fray Lluc Torcal

domingo, 7 de diciembre de 2014



"Dios Padre juntó todas las aguas, y las llamó mar; juntó todas sus gracias, y las llamó María"

San Luis María Grignon de Montfort

sábado, 6 de diciembre de 2014



'La oración se convierte en la mayor fuerza de transformación del mundo' 

Benedicto XVI

viernes, 5 de diciembre de 2014


Dios Padre reunió todas las aguas y las llamó mar. Reunió todas las gracias y las llamó María.

 San Luis María Girgnon de Montfort

jueves, 4 de diciembre de 2014


Si Cristo Jesús es Dios, y murió por mí, entonces no hay sacrificio demasiado grande que pueda yo hacerle. 


CT Studd

Tres buenos hijos

Raquel había enviuda­do hacía muchos años y su vida transcurría placentera en una ciudad del norte de Europa. Había tenido tres hijos de los que se sentía muy orgullo-sa pues eran los mejores hijos que se podían tener, aunque vivían cada uno en una gran ciudad y todos lejos de ella. A su vez, sus hijos la adoraban y, siempre que podían acudían a visitarla con sus familias. Visitas que agradaban a Raquel, quien nunca se cansa­ba de sus hijos, ni de sus nietos ni de sus nueras. Todos habían prosperado en la vida y se po­dían considerar ricos o muy bien acomodados, pero ninguno de ellos olvidó que, todo en esta vida se lo debían a sus padres, así que quisieron mostrarse agradecidos por ello aún sabiendo que nun­ca podrían devolver tanto bien recibido.
Pedro, el mayor, regaló a su madre una hermosa casa en una urbanización residencial con toda clase de comodidades. Tenía ésta un bonito jardín en la parte trase­ra, enormes ventanales en los dos salones, luminosos dormitorios y una maravillosa cocina provista de todos los adelantos inimagi­nables. Las cuatro chimeneas que funcionaban en invierno termi­naban de hacer de ella la mejor
casa que una madre pudiera soñar.
Juan, el mediano, sabedor de lo que le gustaba a su madre viajar puso a su disposición un lujoso automóvil con chófer para que ella, en cualquier momen­to, pudiera partir hacia donde quisiese. Igualmente puso a su nombre una cuantiosa cuenta en cheque de viaje para cubrir los gastos que pudieran acarrearle en todos los desplazamientos que pudiera realizar.
Andrés, el menor, siempre había sabido que a su madre le encantaba leer. No había noche que ella pasara sin leer un buen libro. Pero también sabía que su vista ya no era la misma y que cada vez le costaba bastante trabajo la práctica de su gran afición. De este modo se le ocu­rrió que si alguien le recitara sus lecturas favoritas, ella no tendría que forzar su cansada vista. Por tanto le compró un loro, y encargó a una gran experto que lo adiestrara para que el loro le recitara de memoria el tema que ella prefiriera. Esto no fue trabajo fácil ni barato, gastó una cuantiosa fortu­na en la enseñanza
del loro, pero al fin lo consiguió.
A los pocos días Raquel le envió una carta a cada uno de sus hijos: Pedro: Hijo mío, te agra­dezco tu regalo pero he vuelto a mi casa, allí me encuentro muy cómoda. Gracias hijo que Dios te bendiga. Eres un sol.
Juan: Te agradezco tu mara­villoso regalo. Antes me gustaba viajar. Ahora para ir a la tienda de al lado... ¿para qué, un coche tan grande? Muchas gracias hijo y que Dios te bendiga.
Andrés, gracias por tu regalo. Tu si que conoces mis gustos. Tú sí que sabes que las pequeñas cosas de la vida a veces son las mejores. ¡Hijo mío, no te puedes figurar lo bueno que estaba el po­llo! Gracias y que Dios te bendiga por ser tan buen hijo.



miércoles, 3 de diciembre de 2014

Mediante el rosario,
el creyente obtiene abundantes gracias
como recibiéndolas de las mismas manos
de la Madre del Redentor.

San Juan Pablo II

martes, 2 de diciembre de 2014

El rosario es devoción que armoniza muy bien
con todas las circunstancias domésticas

Pío XII

lunes, 1 de diciembre de 2014

Esta oración del rosario que parece verbal.
es la más espiritual de todas

G. Goyao