miércoles, 6 de marzo de 2013

ORACIÓN DE PETICION NO ES UNA PASTILLA PARA EL DOLOR DE CABEZA



Muchas veces oramos por alguien o por nosotros mismos; incluso pedimos que oren por nosotros cuando necesitamos una ayuda de Dios, y eso es bueno pedir los unos por los otros.

Pero me hago esta reflexión: cuando oramos por alguien o por una situación especial, no solo lo estamos haciendo por ello sino que esta oración se beneficia toda la Iglesia.

Nosotros, como seres limitados, cuando vemos una necesidad inmediata y oramos por ella, pero no nos damos cuenta que todos formamos parte de un solo Cuerpo, y que la oración es universal y, por tanto, es aplicada a toda la Iglesia