domingo, 26 de julio de 2015

Esforcémonos en adquirir la pureza de corazón,
porque el Espíritu Santo habita
en los corazones sencillos y cándidos.

San Felipe Neri