viernes, 24 de julio de 2015

El Espiritu Santo es el maestro
que nos enseña a orar,
y es quien nos hace permanecer
en una paz continua
y en un contento precursor de aquel
que gozaremos en el paraíso.

San Felipe Neri