miércoles, 31 de julio de 2013

El sufrimiento

Desde que Adam y Eva cometieron el pecado original el mundo sufre: Todos los seres vivientes sufrimos. Los animales sufren pero son inconscientes de que sufre; es un sentimiento propio del hombre: el sentirse mal por algo, y no solamente dolor.

Hay diversas maneras de afrontar el sufrimiento: las negativas como encerrarse en sí mismo o resentimiento; o en positivo, transformar el sufrimiento en una acción corredentora agradable a los ojos de Dios

Un amigo me preguntaba que era el sufrimiento: es un misterio, me vi incapaz de darle una respuesta. Como he dicho antes el sufrimiento es el sentimiento del dolor, es aquello que nos deja el dolor y  como tal nos produce un malestar más o menos intenso.

Si el sufrimiento se va prologando a lo largo del tiempo, como he dicho antes puede producir un resentimiento al no saber llevarlo que se transmite a los demás en los demás hasta puede un rechazo.

Pero si se ve el dolor desde el pie de la Cruz la cosa cambia: el dolor es corredentor, más si va unido a la paciencia; muchos lo pueden llamar masoquismo pero no lo es. Si  lo ofrecemos con verdadero cariño se convertirá en bálsamo para nuestros hermanos