miércoles, 19 de septiembre de 2012

Accidentados


Un día 2 amigos y yo fuimos a un parque de atracciones en la periferia de Málaga; había bastante embotellamiento, en esto que el coche de delante freno un poco mas de la cuenta, y no tuvimos tiempo de    reaccionar: chocamos con él; simple arañazo, íbamos a 40. Pero al salir del coche los tres paralíticos por poco sufre un infarto pensando en que era a consecuencia del porrazo ¡¡menos mal que no existía el móvil!! . Se tranquilizó cuando saco los papeles del seguro.