jueves, 17 de noviembre de 2016

A ese Dios invisible, lo encontramos en las cosas más visibles y materiales.

 San Josemaría Escrivá De Balaguer