martes, 6 de septiembre de 2016

La juventud no está muerta cuando está cercana al maestro

San Juan Pablo II