miércoles, 20 de julio de 2016

No le bastó a Dios entregarnos a su Hijo en una Cruz, sino además nos dejó a Maria

San Rafael Barón Arnaiz