miércoles, 29 de junio de 2016

¡La caridad divina del Corazón de Jesús,
que se dignó darme señales tan inefables de su amor,
tenga misericordia de mí!
!todo lo espero, todo lo prometo
de la caridad infinita de nuestro Señor Jesucristo.
de su divino Corazón!.

San Leopoldo Mandic