lunes, 4 de abril de 2016

Los bienes son recibidos de buen grado por todos,
pero recibir males pertenece sólo al amor perfecto,
que los ama por respecto a la mano que los da.

San Francisco de Sales