martes, 9 de febrero de 2016

Si no se ama la virtud de la pobreza con intensidad,
no se adquieren las demás virtudes.
Y si tienen algunas que no son sólidas,
es porque es incompatible la solidez de éstas
sin tener el corazón purificado de los bienes de la tierra.

Santa Angela de la Cruz