sábado, 23 de enero de 2016

"Cuando el Señor nació en el pesebre nadie se dio cuenta que era Dios. En esta Navidad querría que el Señor naciera en el corazón de cada uno de nosotros, escondido, sin que nadie se de cuenta, pero que esté el Señor".

 (El papa Francisco).