domingo, 11 de octubre de 2015



"Sólo el Espíritu Santo puede abrirnos a la fe y permitirnos vivirla cada día en plenitud"

(Benedicto XVI)