domingo, 2 de agosto de 2015



"Nada es imposible para quien se fía de Dios y se entrega a Dios"

Benedicto XVI