miércoles, 27 de mayo de 2015



"Por fin mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará a Rusia, que se convertirá, y será concedido al mundo algún tiempo de paz"

Mensaje de la Virgen de Fátima (1917)