miércoles, 6 de mayo de 2015

En toda la Sagrada Escritura
no hay una sola palabra suya;
con esto quiso indicar el Espíritu Santo
el silencio y la humildad de san José.

San Claudio de la Colombiére