martes, 28 de abril de 2015

"Cada vez que menospreciamos a uno de nuestros hermanos porque es pobre o enfermo, es a Cristo a quien humillamos".

Beata Madre Teresa de Calcuta).