sábado, 7 de marzo de 2015



"El ayuno y la abstinencia frenan la inquietud del cuerpo, frenan los deseos insaciables, purifican y agilizan el alma, la llevan hacia lo alto…" 

San Juan Crisóstomo