lunes, 6 de octubre de 2014


Ya no necesito más: conozco a Cristo pobre y crucificado.

 San Francisco de Asís