miércoles, 29 de octubre de 2014


La felicidad suprema en la vida es tener la convicción de que nos aman por lo que somos, o mejor dicho, a pesar de lo que somos. 

Víctor Hugo