martes, 2 de septiembre de 2014

De lo que Dios ha hecho por ti
puedes conocer cuánto te apreció.

San Bernardo