lunes, 17 de julio de 2017

"Cuando el espíritu de Jesús se apodera de un corazón que corresponde a su acción,
se hace el Dueño y entonces es feliz,
porque Él trae siempre la paz y la verdadera libertad"
 
(Santa Magdalena Sofía Barat)