martes, 11 de abril de 2017

Así como la aurora es el fin de la noche,
así el nacimiento de María es el fin de nuestros dolores
y el comienzo de nuestro consuelo.

Ruperto de Deutz