martes, 7 de marzo de 2017

Cuando estamos sanos, no sólo no hacemos el bien que prometimos durante la enfermedad, sino que multiplicamos nuestros pecados y nuestra ingratitud 

(San Felipe Neri)