lunes, 27 de marzo de 2017

La vocación a la vida religiosa es uno de los mayores beneficios que la Virgen Santísima puede obtener de su Hijo para sus verdaderos devotos

 (San Felipe Neri)