viernes, 10 de marzo de 2017

El siervo de Dios que desea caminar con seguridad por entre los escollos del mundo, debe tener a la Virgen Santísima por medianera entre él y su Hijo Santísimo

 (San Felipe Neri)