martes, 28 de febrero de 2017

Si un alma pudiese abstenerse completamente del pecado mortal, su mayor pena sería vivir en este mundo

 (San Felipe Neri)