martes, 21 de febrero de 2017

No sólo debemos perdonar a los que nos persiguen, sino compadecer el triste estado de su alma 

(San Felipe Neri)