lunes, 20 de febrero de 2017

Para el que ama a Dios, no hay nada más doloroso que la vida 

(San Felipe Neri)