sábado, 6 de agosto de 2016

Dios no ha de forzar nuestra voluntad; toma lo que le damos; mas no se da a sí del todo hasta que nos damos del todo.

Santa Teresa de Jesús