sábado, 30 de julio de 2016

Vivo sin vivir en mí y tan alta vida espero que muero porque no muero.

Santa Teresa de Jesús