miércoles, 27 de julio de 2016

Si Satanás pudiera amar, dejaría de ser malvado.

Santa Teresa de Jesús