lunes, 13 de junio de 2016

Enfermos y personas con discapacidad viven este fin de semana su Jubileo en Roma

ZENIT – Roma).- Roma se prepara para recibir este fin de semana el Jubileo de los enfermos y personas con discapacidad, lo que será una ocasión para llevar a un primer plano las condiciones de ellos ante una opinión pública a menudo injustamente olvidadiza sobre estas temáticas.
Lo ha explicado monseñor Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización durante la presentación realizada este jueves en la Sala de prensa del Vaticano, de las actividades programadas para este evento del Año de la Misericordia.
Al comenzar la presentación, ha anunciado que los últimos datos actualizados indican que el número de peregrinos que ha venido a Roma para las distintas ocasiones jubilares y con la visita a las 4 basílicas es de 9.100.935. “Un número realmente significativo para los primeros seis meses del evento jubilar, que confirma la gran atención de los fieles de todo el mundo en su deseo de ir a Roma para ver al papa Francisco, a pesar de que las Puertas de la Misericordias está difundidas por todo el mundo”, ha explicado.
El Jubileo comenzará mañana viernes 10 de junio, con una catequesis dirigida especialmente a las personas sordas y ciegas impartida por el sacerdotes conocido en todo el mundo, sobre todo en China, Reino Unido y Sudáfrica, por su total compromiso con la discapacidad. Se trata del padre Ciryl Axelrod, redentorista, sordo-ciego.
Mientras que el sábado tendrá dos momentos particulares. Por la mañana se realizarán catequesis en varias iglesias del centro Roma. Y por la tarde se celebrará un momento de entretenimiento en los jardines del Castel Sant’Angelo.
Para concluir este Jubileo, el domingo el papa Francisco presidirá la concelebración eucarística que podrá ser seguida en lenguaje de signos. Cabe destacar que el servicio litúrgico y las lecturas tendrá como protagonistas a las personas con discapacidad. En particular, estarán presentes entre los monaguillos algunos chicos con síndrome de down y con discapacidad intelectual y entre los diáconos habrá un alemán sordo.
La primera lectura será proclamada por una persona española con discapacidad; la segunda, en inglés, será leída en braille por una chica ciega. Todas las lecturas serán traducidas por personas sordas, de distintos países, en lengua de signos internacional mientras que la oración de los fieles, en varios idiomas, serán realizadas por personas enfermas y con discapacidad de distintas nacionalidades.
Además, por primera vez en la plaza de San Pedro, la lectura del Evangelio serán también “representada” por un grupo de personas con discapacidad intelectual para permitir que el texto sea comprendido sobre todo por los peregrinos con discapacidad mental e intelectual.
Finalmente, monseñor Fisichella ha anunciado una iniciativa promovida por la Fundación Med Tag “que hemos acogido con particular entusiasmo y que estamos seguros que traerá una gran contribución a este momento jubilar”: a partir del viernes 10 de junio, en los alrededores de las 4 basílicas vaticanas serán colocados cuatro “Puntos de Salud” que ofrecerán gratuitamente, sobre todo a los numerosas personas sin techo en la ciudad, una asistencia sanitaria especializada.
Cerca de 350 voluntarios –ha precisado monseñor Fisichella– entre religiosas, de la cruz roja, militares y trabajadores sanitarios, ofrecerán gratuitamente a más de 700 sin techo visitas médicas de medicina general y de algunas especialidades. Así mismo, está prevista la administración de vacunas contra la pulmonía, una de las patologías más graves para estas personas