martes, 28 de junio de 2016

Los pobres tenemos que trabajar
también con fiebre,
en el cielo descansaremos,
¿cómo puedo irme a la cama
habiendo ahí fuera tantas almas
que esperan mi pobre ayuda?

San Leopoldo Mandic