miércoles, 15 de junio de 2016

Algunos dicen que soy demasiado bueno,
pero si usted viene y se arrodilla delante de mí,
¿no es sufíciente prueba de que usted
implora el perdón de Dios?
La misericordia de Dios sobrepasa todas las expectativas.

San Leopoldo Mandic