sábado, 14 de mayo de 2016

Viernes de la misericordia: Francisco visita a discapacitados mentales

 Esta asociación asiste a personas marginadas de la sociedad y pertenece a la gran familia Arche, fundada por Jean Vanier en 1964 y presente en más de 30 países de los cinco continentes. La comunidad Chicco fue la primera fundada en Italia en 1981, está en la zona de Ciampino colindante con la capital y hospeda actualmente a 18 personas con grave discapacidad mental.
“El papa Francisco ha querido dar otra muestra más contra la cultura del descarte. No se puede privar de amor, alegría y dignidad solamente porque uno es portador de una discapacidad mental”, indica el comunicado de la oficina de prensa de la Santa Sede que notifica el evento. Y añade: “Nadie puede permitirse discriminar debido a prejuicios que marginan y cierran en la soledad a familias y asociaciones”.
En el centro situado en Ciampino hay dos ‘casas familia’, los ‘hogares’ La Viña y El Olivo. El Santo Padre las visitó, se sentó en la mesa, merendó con los internos y los voluntarios escuchando las palabras de Nadia, Salvatore, Vittorio, Paolo, María Grazia, Danilo… compartiendo con alegría este momento familiar. Visitó también a las personas más graves, llevándoles su cariño.
Francisco también visitó los talleres en los que cada uno de ellos puede realizar artesanías de acuerdo a su capacidad y al concluir la visita, en la capilla, Francisco les tomó de la mano para rezar y se despidió de ellos.
Este centro vive en gran parte de la providencia y por ello el Pontífice les llevó una donación personal así como fruta, dulces y otros alimentos que fueron recibidos con aplausos.
Es la quinta iniciativa jubilar del Papa durante este Año de la Misericordia. En enero visitó una residencia para ancianos y enfermos en estado vegetativo; en febrero una centro de rehabilitación en Castel Gandolfo; en marzo el centro de recepción (Cara) para refugiados en Castelnuovo di Porto, y en abril fue el viaje a la isla de Lesbos en Grecia.