lunes, 9 de mayo de 2016

Nos falta ese sentido sobre natural
para ver a los que nos rodean
como instrumentos de salvación y como medios
que el Señor nos ha puesto para purificarnos;
sus defectos purifican los nuestros,
que también los tenemos.

Santa María de la Purisima