lunes, 30 de mayo de 2016

No sois más cuando los hombres os alaben
que cuando os censuran,
cuando Dios os favorece que cuando permite
que seáis tentadas en todos los sentidos...
Sé que lo bueno que hay en mí no es mío, sino de Dios.

Santa Emilia de Rodat