viernes, 25 de marzo de 2016

Por nada perdáis la paz del alma
y la tranquilidad del corazón.

San Francisco de Sales