domingo, 27 de marzo de 2016

Los ejercicios de devoción no han de perjudicar
a las propias ocupaciones,
y nunca han de ser tan prolongados
que causen fastidio a aquellos con quienes convivimos.

San Francisco de Sales