lunes, 7 de marzo de 2016

La hora mejor empleada de nuestra vida
es aquella en la que amamos más a Jesús.

Beato Carlos de Foucauld