miércoles, 16 de marzo de 2016

Es un error pesar que somos menos agradables a Dios
porque en su servicio no sentimos consuelo y ternura

San Francisco de Sales