viernes, 8 de enero de 2016


"El alma que está enamorada de Dios es un alma gentil, humilde y paciente".

(San Juan de la Cruz)