sábado, 12 de diciembre de 2015

La misericordia es el núcleo central del mensaje evangélico, es el nombre mismo de Dios
(Benedicto XVI)