lunes, 23 de noviembre de 2015


“Si se levanta la tempestad de las tentaciones, si caes en el escollo de las tristezas, eleva tus ojos a la Estrella del Mar: ¡invoca a María!”. 

(San Bernardo)