domingo, 22 de noviembre de 2015


No digamos a Dios sino esta palabra: Fiat voluntas tuas; repitámosla desde lo íntimo del corazón, cien veces, mil, siempre. Agradaremos más a Dios con esta sola palabra que con todas las mortificaciones y devociones posibles. 

(San Alfonso Mª de Ligorio)