sábado, 3 de octubre de 2015


Cuando servimos a lo pobres y a los enfermos, servimos a Jesús. No debemos cansarnos de ayudar a nuestro prójimo, porque en ellos servimos a Jesús".

 Santa Rosa de Lima