lunes, 21 de septiembre de 2015


"Se puede ser joven y moderno y, a la vez, profundamente cristiano". 

San Juan Pablo II