jueves, 24 de septiembre de 2015

En la linea del horizonte, hijos míos,
parecen unirse el cielo y la tierra.
Pero no, donde de verdad se juntan
es en nuestros corazones,
cuando vivís santamente la vida ordinaria

San josemaria Escrivá